Descripción del proyecto:

Este fue uno de los trabajos más difíciles a los que nos hemos tenido que enfrentar.

La diferencia de alturas entre la calle y la zona de actuación es de unos 25/30 m (como un 8º piso o más). Además, contábamos con pendientes de más de 30 º de suelo de pura roca. Salvamos este obstáculo reconfigurando y aplicando en el terreno una solución centenaria y muy característica de la esencia del paisaje mallorquín: la formación de niveles en terrazas.

Para ello, colocamos piedras de gran tamaño con las que fuimos creando una serie rocallas. Con esta acción conseguimos crear un suelo en la que poder llevar a cabo las plantaciones y a la vez, protegerlo de la erosión y pérdidas de tierra por escorrentía.

Rematamos el conjunto construyendo un pequeño huerto de traviesas de madera en el que poder cultivar nuestras verduritas y colocando arbustivas muy aromáticas, cascadas de planta colgante entre las rocas, y un sendero que nos conduce, a través de un jardín de cítricos y olivos, a una plazoleta en la que poder disfrutar, tumbado en una cama balinesa o sentado en unos cómodos sillones, de las espectaculares vistas que tenemos desde aquí hacia la bahía de Palma.

Detalles

Una vez terminado el proyecto continuamos con su mantenimiento ofreciendo un servicio de calidad y personalizado.

Nuestra web utiliza cookies con la intención de mejorar la experiencia del usuario. Para seguir navegando acepta la Política de Privacidad y Política de Cookies.